O Inferno de ser albino en África: “superstición, negocio e política”

«Un niño albino tanzano me dijo que en época de lluvia no iba al colegio, porque los maizales crecen mucho», cuenta José María Márquez, director de «África Directo». «Si alguien le amputaba un brazo con los maizales altos, iba a morir desangrado sin que nadie le viera», explica el responsable de esta ONG, presente en varios países del continente. Lo cierto es que las mutilaciones, que a veces se practican con machetes, persiguen arrancar dedos, genitales o extremidades que los brujos emplean para preparar pócimas, brebajes que en teoría atraen la buena suerte o el éxito. Como muestran otros episodios históricos, deshumanizar a las víctimas facilita su asesinato. Las creencias afirman que las personas albinas son en realidad espíritus, fantasmas que no mueren, sino que se desvanecen. Otras destacan su presunta naturaleza «diabólica». Y de mano del disparate, aparece el dinero. «Hay un negocio, porque las personas con estas creencias pagan al brujo para que haga la pócima”. Fonte: www.abc.es

Vota

Deja un comentario